[Scroll down to read in English]

Termina un año indescriptible. Es difícil expresar tantos sentimientos encontrados, y nuestros buenos deseos, cuando ha sido tanto el dolor. 

Mis reflexiones están en mi reciente colaboración para la revista Literal (en versión bilingüe):

¿Desolación?

Entre las buenas noticias, acabo de recibir ejemplares de mi traducción de El velo alzado, de George Eliot, publicada por la colección Relato Licenciado Vidriera de la UNAM. La estaba terminando hace justo un año, en lo que parecía otra vida. Tener el libro ahora en mis manos me recuerda que hay continuidad entre el antes y el después de la pandemia.

EL velo alzado

Que tengan felices fiestas, pese a todo; consuelo ante la pérdida, y que el 2021 nos sea benévolo.

 

 

We’re at the end of an indescribable year. It is hard to express so many conflicting emotions and our good wishes, when the pain has been so great. 

You can read my thoughts in my most recent contribution to Literal Magazine (bilingual version):

Desolation?

There are some good news: I’ve just received copies of my translation of George Eliot’s The Lifted Veil, published by the National Autonomous University of Mexico. I was finishing it precisely a year ago. To have the book in my hands reminds me that there is continuity between before and after the pandemic.

EL velo alzado

May you have a happy festive season, despite the circumstances, and comfort for loss. May 2021 be kind.

 

 

Leave a Reply